Lo que hemos aprendido hasta ahora:

el estudio sistémico de Xochimilco

En 2016, el Gobierno de la Ciudad de México encargó a Keystone que realizara un estudio para un Plan de Rescate para la Zona del Patrimonio Mundial de Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta.

 

Con este fin, se llevaron a cabo talleres y entrevistas con residentes, funcionarios y destacados académicos y expertos en el tema.

 

Estos mapas representan la síntesis de la comprensión colectiva de más de 50 expertos.

 

El corazón del documento es el "Mapa sistémico", un diagrama que muestra los elementos y las relaciones cruciales para comprender el problema en forma de un sistema.

 

Este Mapa Sistémico es también una herramienta para crear y comunicar una visión integral del problema y posibles estrategias de solución.

 

Basado en el Mapa Sistémico de Xochimilco (SMX), y en asociación con Rebuild by Design (RBD), el proceso de diseño colaborativo aplicado en los Estados Unidos para diseñar la reconstrucción de Nueva York después del huracán Sandy, se adaptó a México.

 

Gracias a las acciones anteriores (proceso de diseño colaborativo de SMX y RBD), se pueden generar proyectos colaborativos que estén alineados con el bien ambiental y social.

 

A través de la inversión privada y social, la alineación e integración de proyectos colaborativos creará una institución fundada por el ciudadano. Esto garantizará la continuidad, el análisis y la actualización de las acciones emprendidas para lograr la reconfiguración del sistema, con un impacto positivo a largo plazo.

 

Xochimilco no es una serie de problemas aislados que pertenecen a especialistas, sino una red interconectada de elementos, procesos y relaciones que interactúan.

 

Si se realiza un cambio en una parte, las otras partes se ven afectadas.

 

No se puede resolver por partes o gradualmente.

 

Debe comprender todo el sistema y administrarlo a medida que se administran los sistemas: desde afuera y creando los incentivos adecuados para guiar, no controlar, la dirección del sistema ... permitir que el sistema se arregle y se estabilice.

 

El sistema Xochimilco funcionó de manera ejemplar durante quizás 2000 años.

 

Su productividad, resiliencia y abundancia emanaron de la sinergia entre el ecosistema de los humedales y la actividad humana en la forma de la agricultura tradicional chinampa.

 

Este equilibrio se ha perdido pero se puede recuperar.

 

Para lograr esto, se deben atender varios temas simultáneamente, de forma sistémica. Tales como ecología, agricultura, vivienda, transporte, agua, drenaje, turismo, etcétera.

 

Si se recupera el equilibrio ecológico sin reducir los beneficios económicos, también se recuperará la productividad y la rentabilidad del sistema. Esto mantendrá y reforzará los servicios ambientales que brinda en toda la Ciudad de México, como el suministro de un tercio del agua potable.

 

Las chinampas, el sistema agrícola típico de Xochimilco, es uno de los sistemas agrícolas más productivos y sostenibles que se ha inventado.

 

Consiste en cultivar plantas en pequeños islotes creados por el hombre en lagos poco profundos.

 

Su productividad proviene de aprovechar el hecho de que los lagos templados y poco profundos reciclan los nutrientes de las plantas muy rápidamente y los hacen disponibles para lograr varios ciclos agrícolas por año.

 

La actividad humana en la chinampa crea más hábitat para las especies locales y ayuda a reciclar los nutrientes cuando los agricultores de Chinampero toman el barro del fondo y lo utilizan como fertilizante para la próxima cosecha.

 

En la chinampa, el humano es una parte integral clave del ecosistema.

 

Durante décadas, se han intentado resolver el problema de Xochimilco a través de programas de bienestar y gobierno.

 

De estos programas, solo unos pocos han tenido éxito y han logrado poco más que ganar tiempo para posponer el colapso total, la desecación y la urbanización del área, que hoy parece inevitable.

 

La solución es comprender el problema como un sistema complejo que funcionó durante cientos de años, y que puede funcionar nuevamente si se rediseña para lograr la alineación de los intereses humanos con la salud del ecosistema.

 

Las dos intervenciones cruciales para regenerar el sistema son

la mejora de la calidad y cantidad de agua y

el aumento en el valor de la agricultura de Chinampa para reconocer y reflejar su generación de servicios ambientales para la Ciudad de México.

Una breve historia del lugar

Mapa sistémico de Xochimilco.

Este diagrama emana de las perspectivas de más de 50 expertos y muestra los elementos, factores y relaciones clave para entender el problema de Xochimilco como un sistema y así poder proponer soluciones en forma de intervenciones a un sistema.

 

A partir de este diagrama, se pueden extraer los principales círculos viciosos que causan el deterioro, y también puede analizar los efectos de cualquier intervención propuesta.

 

Verde: principales síntomas de deterioro

Azul: mapa sistémico simplificado

Amarillo: mapa extendido

Ciclos de retroalimentación:

de entropía a vida

© 2019 Proyectos Keystone S.C.